¿QUIENES SOMOS?

El Centro Nueva Tierra trabaja ininterrupidamente en Argentina desde el año 1989. Es una Asociación Civil que anima, capacita y articula grupos de agentes sociales y pastorales en todo el país. Está conformada por un equipo de mujeres y hombres qué, desde su compromiso cristiano y político, trabajan al servicio de organizaciones y grupos populares.

Sus actividades se desarrollan en diferentes localidades y regiones de la Argentina, trabajando en estrecha relación con organizaciones comunitarias, movimientos sociales, comunidades, espacios políticos, grupos eclesiales y redes locales de diversos ámbitos.

Actualmente el Centro Nueva Tierra anima una red de más de 4000 agentes sociales y pastorales, acompañando proyectos, capacitando líderes y animadores y promoviendo articulaciones y acciones conjuntas que buscan la construcción de una patria más libre, justas y soberana.

El CNT en perspectiva histórica

Desde la recuperación de la democracia en 1983, las comunidades cristianas comprometidas en el trabajo por la justicia social en Argentina vienen haciendo un camino fecundo qué, aún con dificultades y desafíos, demuestra cómo es posible «traer vida y vida en abundancia» en situaciones de pobreza y marginación crecientes. A su vez, mientras se recorre ese camino, estas comunidades van adquiriendo mayor conciencia de la necesidad de fortalecer organizaciones civiles fuertes y dinámicas que garanticen y profundicen la democracia y la construcción de condiciones de vida digna para nuestro Pueblo.

El CNT, desde su formación, es una institución que aporta a este doble camino: el de la Opción por los Pobres en la Iglesia y en las comunidades cristianas argentinas; y el de las organizaciones sociales comunitarias que desde la sociedad civil fortalecen la democracia, y construyen ciudadanía, luchando contra la exclusión.

En la Argentina contemporánea se vive un contexto de diversificación de la pobreza y profundización de la exclusión. Actuar de manera eficaz en la sociedad y la Iglesia, a nivel de las estructuras y los individuos, exige entonces poder pensar y actuar en un marco de respetos por la diversidad de prácticas y el pluralismo de ideas.

La complejidad del tiempo en que vivimos, caracterizado por la profundización de la brecha entre ricos y pobres, la falta de empleo digno y la sistemática pérdida del poder adquisitivo, entre otros elementos, nos pone también frente al desafío de producir conocimientos, reflexiones, organizaciones, vivencias y prácticas apropiadas para hacer presente una experiencia cristiana profunda, que se exprese de manera efectiva en un compromiso social y ciudadano maduro y dinámico.

En contextos que cambian vertiginosamente, y en los cuales quedan fuera de la sociedad millones de mujeres y hombres: empobrecidos, discriminados, excluidos o «descartados», en términos del papa Francisco, el Centro Nueva Tierra es un intento de generar propuestas inclusivas, solidarias y pluralistas.

De este modo, por medio del trabajo articulado y comunitario, siempre en clave política y pastoral, buscamos caminar cada día en la dirección señalada por nuestros estatutos: «Promover el desarrollo, profundizar la democracia y construir ciudadanía, desde los pobres y excluidos, sus comunidades organizaciones y redes»